Qa_faqs | ¿Cómo funciona una balsa, en caso de emergencia?

La balsa se sujetará firmemente a bordo en una cornamusa, antes de lanzarla al agua, mediante la boza de disparo, que es una cinta plana que suele medir unos 14 metros, de los que sobresalen dos que se utilizarán para el atado. No hacerlo significará perder la balsa en el mar. La boza no deberá tirarse mientras la balsa esté a bordo, la cinta se desenrollará sola en toda su longitud al lanzarla al agua y no es necesario cortar previamente los flejes de sujeción en los contenedores rígidos, la presión del hinchado los romperá automáticamente. Una vez la balsa se encuentre en el agua, realizaremos el disparo efectuando un tirón enérgico a la boza. Entonces un percutor perforará una membrana del cilindro y la balsa se hinchará automáticamente en menos de un minuto. Una vez hinchada la balsa, cobraremos la boza hasta acercarla al costado para abordarla. Cuando todos los tripulantes se encuentren a bordo, nos separaremos del barco. En la parte exterior del flotador, encontraremos una funda con un cuchillo de punta roma, que se utilizará para cortar la boza. Si la balsa se hinchase cabeza abajo, no habrá más remedio que tirarse al agua para voltearla. Todas disponen de una cincha para este fin. Para hacerlo, buscaremos el contenedor de la botella de CO2, apoyaremos el pie en él y nos agarraremos a la cincha para voltear la balsa, colocarse a sotavento facilitará el volteo.

Posted in: Salvamento- Seguridad Maritima